martes, 17 de noviembre de 2009

Por favor difundir

POR FAVOR DIFUNDIR LA NOTICIA A VER SI HAY SUERTE...



Norte es un precioso dálmata, joven, bueno y cariñoso, que nació con la suerte de ser un perro de raza, bonito, sano y con un hogar que le quería... todo iría bien para él hasta el fatídico día en que sus ojos enfermaron: lo que en principio fue una simple conjuntivitis, se fue complicando al no ser tratada adecuadamente, y sus ojos enfermaron hasta que finalmente la ceguera los nubló por completo y de manera irreversible. Así fue como la suerte de Norte cambió de manera radical: su dulce cara dejó de ser la que era debido a la deformidad en los ojos, sus problemas de visión suponían una dedicación especial, al menos en principio, que nadie parecía dispuesto a darle, y así es como ha acabado sus días en el albergue.Obviamente, una jaula no es el mejor sitio para el pobre Norte; extraña la compañía de un dueño que le quiera, le guíe y le enseñe a orientarse, y el calor de un hogar donde no se sienta perdido y abandonado.

gracias a todas!!!

1 comentario:

Petite Mannequin dijo...

Ay que penita pobrecito... es una lastima que la gente abandone a los animales y mucho peor si lo hace en un momento en el que tanto nos necesitan. Ellos nunca nos fallan por muy mal que nos vayan las cosas a nosotros... Ojala encuentre el hogar que se merece

martes, 17 de noviembre de 2009

Por favor difundir

POR FAVOR DIFUNDIR LA NOTICIA A VER SI HAY SUERTE...



Norte es un precioso dálmata, joven, bueno y cariñoso, que nació con la suerte de ser un perro de raza, bonito, sano y con un hogar que le quería... todo iría bien para él hasta el fatídico día en que sus ojos enfermaron: lo que en principio fue una simple conjuntivitis, se fue complicando al no ser tratada adecuadamente, y sus ojos enfermaron hasta que finalmente la ceguera los nubló por completo y de manera irreversible. Así fue como la suerte de Norte cambió de manera radical: su dulce cara dejó de ser la que era debido a la deformidad en los ojos, sus problemas de visión suponían una dedicación especial, al menos en principio, que nadie parecía dispuesto a darle, y así es como ha acabado sus días en el albergue.Obviamente, una jaula no es el mejor sitio para el pobre Norte; extraña la compañía de un dueño que le quiera, le guíe y le enseñe a orientarse, y el calor de un hogar donde no se sienta perdido y abandonado.

gracias a todas!!!

1 comentario:

Petite Mannequin dijo...

Ay que penita pobrecito... es una lastima que la gente abandone a los animales y mucho peor si lo hace en un momento en el que tanto nos necesitan. Ellos nunca nos fallan por muy mal que nos vayan las cosas a nosotros... Ojala encuentre el hogar que se merece